Batidos de fresa

Pueden ser consumidas crudas, en múltiples platillos, batidos de fresa, en cócteles y son beneficiosas hasta para la piel, sin duda, la fresa es una de las frutas más populares en el mundo. La combinación de su sabor entre ácido y dulce, las hacen un manjar irresistible.

batidos de fresa saludables

Una combinación de fresas en un medio líquido, acompañándolas con un endulzante e incluso con otros complementos de sabor, textura y nutrición, licuándolas hasta que estén perfectamente mezcladas, obteniendo los batidos de fresa. Se obtiene una bebida de color rojo ladrillo a intenso, que puede variar en espesor y que puede reportar muchísimos beneficios para la salud, además de saciar tu sed.

¿Cómo hacer batido de fresa?

batidos de fresa para adelgazar

Lo primero que debes tener a mano son fresas frescas o congeladas en buen estado, limpias y con las hojas verdes de la parte superior ya removidas. Agrégalas a la licuadora junto a un líquido, la opción básica sería agua para un jugo natural y refrescante, pero pueden incluir opciones como yogurt natural, leche entera o descremada, lecha de soya, de almendras u otro tipo, también puedes incorporar jugo de naranja fresco. Necesitarás algún ingrediente endulzante porque el sabor de las fresas es ácido: pueden incorporar azúcar blanca o morena, endulzantes artificiales de dieta, endulzantes naturales como la estevia, miel, sirope de maple, papelón, melaza, agave, fructosa, xilitol y muchos otros. (Recuerda que el azúcar refinado es dañino, evita su consumo y prefiera las opciones orgánicas para tus batidos de fresa). Por último, puedes agregar algún extra, otras frutas, semillas, hielo. Tómalo frio. Con una taza de fresas, cantidad mínima para un batido grande, estarás consumiendo la cantidad recomendada para obtener sus tremendos beneficios nutricionales.

Recetas de batido de fresa

  • Batido de fresa y plátano

Ingredientes: 5 fresas grandes, ¼ de taza de yogurt simple sin grasas, 1 taza de jugo de naranja fresco, 1 cuchara de tahini (crema de ajonjolí), 1 plátano mediano, 1/d cucharadita de vainilla, 1 cucharada de miel.

Preparación: Limpia las fresas y licúalas con el resto de los ingredientes hasta que estén bien integrados.

*La inclusión del tahini te mantendrá saciado por mayor periodo de tiempo gracias a su contenido proteico.

  • Batidos de fresa casero y natural

Ingredientes: ½ taza de azúcar, 2/3 de taza de limón, 3 tazas de fresas, ½ taza de yogurt de vainilla.

Preparación: Combina la azúcar con 1/2 taza de agua en un recipiente y ponlo a fuego medio, mezclando hasta que el azúcar se haya disuelto. Deja reposar. En una jarra grande, mezcla el azúcar disuelto con el jugo de limón y 1 taza y ½ de agua. En la licuadora, combina las fresas, el yogurt, la mezcla de limón, agua y azúcar con dos tazas de hielo y mezcla, sirve de inmediato.

tomar un batido de fresas

Batido de fresa Thermomix

El uso de la Thermomix es conocido por todos y si estás leyendo este punto, probablemente es que ya dispones de ella y estás interesado en como sacarle más partido en recetas, en este caso de batidos de fresa.

Hacer un batido de fresa con Thermomix es muy sencillo y se necesitan los siguientes ingredientes:

400 gramos de fresas, 100 gramos de azúcar, 8 cubitos de hielo y 0,4 litros de leche.

1- Poner en un vaso todos los ingredientes menos la leche.

2- Programar la velocidad de la Thermomix a 5 y seleccionar 30 segundos.

3- Añadir la leche y programar dos minutos más a velocidad 10.

El batido de fresa para adelgazar

Son una fuente enorme de antioxidantes, entre las frutas comunes, es la cuarta en cantidad de estos elementos (por detrás de otras bayas como las moras, arándanos y frambuesas) y en sí misma, contiene una cantidad considerable por porción. Los antioxidantes ayudan a combatir los efectos de los radicales libres a las estructuras celulares del organismo.

La fresa es una aliada importante en la búsqueda por mantener unos niveles de azúcar moderados en la sangre, consumir una porción de 150 gramos de esta fruta (una taza) puede regular dichos niveles cuando se ven alterados por el consumo de azúcar refinada. Pueden considerare entonces, beneficiosas para las personas con diabetes tipo 2.

Las fresas también tienen propiedades antiinflamatorias, la presencia de fitonutrientes ayuda a disminuir indicadores de inflamación, como la proteína C-reactiva, así como otros indicadores de inflamación crónica.

Las propiedades antinflamatorias y de anti oxidación de las fresas y los batidos de fresas son aliadas en la búsqueda de una buena salud cardiovascular, ya que el corazón y los vasos sanguíneos requieren dichas propiedades. Son altas en vitaminas C y manganeso, cada uno importante para la circulación.

Se reconocen los beneficios anti cancerígenos de las fresas y los batidos de fresas, especialmente para el cáncer de senos, cervical, de colon y esófago, pues ayudan a reducir el riesgo de esta terrible enfermedad gracias a su propiedad de activar la acción de enzimas anti oxidantes.

Existen estudios recientes que demuestran que la fresas mejoran la función cognitiva al seguir una dieta donde el 2% de consumo calórico del día, sea esta fruta, igualmente, mejoran el balance y la coordinación de movimientos (función motora).

Puede mejorar los problemas de enfermedades inflamatorias del intestino, como la colitis, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn gracias a las mínimas cantidades que contiene de ácido salicílico, un anti inflamatorio natural.

Los batidos de fresa ayudan al tratamiento de enfermedades inflamatorias relacionadas a la artritis (incluyendo la artritis reumatoide) y relacionadas a la vista.

Ayuda en la cicatrización de la piel y a disminuir el enrojecimiento aplicada directamente sobre la piel. Pueden rebanarse y colocarse sobre el área afectada, machacarlas con yogurt u otro ingrediente aglutinante para usarla como mascarilla sobre la piel del rostro, para darle un aspecto fresco, tonificado y con reducción del enrojecimiento.

Como puedes ver esta fruta está llena de beneficios, pueden ser consumidas crudas, comiendo la fruta entera, en mermeladas, agregándolas a ensaladas, aderezos, como ingredientes para postres (tortas, cheesecake, tartaletas, merengones, gelatina, natillas, mousses, fresas con crema, bañadas en chocolate) e ingredientes para cocteles (como el daiquirí) una de las formas más deliciosas para consumirla es en batidos de fresas.

El principio de los batidos de fresa

Las fresas no necesitan unas condiciones climáticas específicas para su cultivo, se dan prácticamente en cualquier tipo de clima, la parte vegetal tiene una capacidad de resistencia notable, sobrellevando temperaturas de hasta -20 grados centígrados; aunque, el fruto se daña en temperaturas inferiores al -0 grados centígrados. El suelo ideal para su cultivo es el arenoso y con profundidad homogénea. Requiere agua  con cierta concentración de sales para su riego.

fresas para batidos de fresa

Como es una planta híbrida es recomendable su siembre a través de coronas y estolones en lugar de siembra por semillas. A pesar de ser una planta de considerable duración, su explotación es recomendable durante los primeros dos años, porque después se vuelve más vulnerable a las plagas.

Para su cosecha, se observa mayor producción, tamaño, calidad y uniformidad, la cosecha dura alrededor de 6 meses, y, por su rápido tiempo de deterioro, debe cosecharse cada tres días con sumo cuidado en la recolección y en la conservación posterior.

Las fresas y los batidos de fresas se consumen durante todo el año, sin embargo, su temporada comprende los meses de Abril a Julio, la mejor época para consumirlas.

Selección de las fresas y almacenaje: Una de las poquísimas desventajas de esta fruta, es que se daña con facilidad. Para escogerlas deben buscarse las que estén firmes, redondeadas, sin manchas, con un color rojo llamativo, estas características son indicio de que fueron recolectadas en su momento óptimo para el consumo, y es cuando tendrán un sabor y olor más penetrantes, mejor textura y frescura interna; a diferencia de aquellas con color amarillento, manchas verdes y poca firmeza, pues no tendrán el nivel adecuado de sabor ni las mismas propiedades nutritivas. El tamaño de las fresas también puede ser indicativo de su calidad; prefiere las medianas sobre las que sean muy grandes, las primeras tendrán más sabor. Si las compras pre empacadas, procura que no estén muy amontonadas.

El almacenaje de las fresas es de suma importancia para hacer buenos batidos de fresa, porque estudios demuestran, que pueden guardarse hasta un máximo de dos días sin que inicie la disminución de su concentración de vitamina C y antioxidantes. La humedad que requieren es de entre 90% y 95%, además de una temperatura regulada de alrededor de 4.4 grados centígrados. Antes de refrigerarlas debes revisar que no haya alguna goteando, aplastada o dañada que pueda contaminar a las demás. Para congelarlas, asegúrate que estén limpias y secas y ubícalas en una bandeja plana, cuando se congelen, puedes pasarlas a una bolsa o contendedor plástico y conservarlas por hasta un año de esa manera. Si las picas en trozos antes de congelarlas, no conservarán la misma cantidad de vitamina C que si las guardas enteras.

Las fresas son un tipo de planta rastrera, su nombre se revida del latin “fragum” que significa fragante, haciendo referencia a su olor característico. Son una de las bayas más conocidas y sus más de 10 tipos distintos, se caracterizan por tener una forma de corazón, pulpa roja y una superficie externa con semillas, con hojas pequeñas hojas verdes en su parte superior.

Como dato curioso, técnicamente, las fresas no son realmente frutas, pues sus semillas se encuentran en su exterior en lugar de en el interior. Así que como dato curioso no estaremos tomando un batido frutas propiamente dicho al tomar un batido de fresas.

Históricamente, las fresas eran conocidas por los romanos y eran nativas de distintas partes del mundo. En 1714, un comisionado francés en Chile y Perú, notó que las variedades de esas regiones eran muchos más grandes que en su país, al regresar a su tierra natal llevó muestras con las cuales creó un híbrido más grande, dulce y jugoso que es la fresa moderna que conocemos, muy popular en Europa.

Otros batidos recomendados: